Hidratación PDF Imprimir E-mail

HIDRATACIÓN

La hidratación se convierte en fundamental cuando hacemos ejercicio físico. Bien el agua, bebidas isotónicas ( que nos ayudan a reponer más rápidamente el equilibrio de sales minerales y normalmente suelen llevar también azucar para recuperar los sustratos energéticos), o cualquier otro líquido. Debemos beber poco a poco y con pequeños sorbos, evitando quedar el estómago "encharcado", sobre todo si aún no has terminado el entrenamiento. La temperatura del líquido puede ser fría, pero no congelada.

Debemos intentar beber antes de tener la sensación de gran sed. En cuanto tenemos un parón en nuestro entrenamiento y estamos sudando ( perdiendo líquidos), podemos beber un pequeño sorbo.

Una correcta hidratación nos ayuda también a prevenir lesiones y sobrecargas que puedan surgir durante el ejercicio.